El rey Mägo del heavy: Yo confieso. – Artículo reproducido de la revista Rolling Stone España, 2008 –

0
36

Nacido en Bilbao hace treinta y siete años, Jesús María Hernández, aka Txus di Fellatio, es batería y compositor de la banda heavy más grande del país, Mägo de Oz. Está en un momento dulce: su último disco La ciudad de los árboles, ha entrado en el #1 de la lista de Afyve.

Ver las listas de ventas es todo un poema. ¿Vivimos en un país difícil para el rock?
Cómo decía José Carlos Molina, de Ñu: “Somos un imperio de paletos”. Mira nuestro cine, es bastante malo. Un grupo para sacar un disco se lo tiene que pagar y los directores de cine piden dinero al Estado. Luego no va ni Dios a ver esas películas, son infumables, y todavía protestan. Sinvergüenzas.

Habéis triunfado sin apoyos de la SGAE o similares.
La SGAE lo único que quiere es cobrar su puto dinero, es un cáncer para los músicos. Lo digo hoy, mañana, y delante de Teddy Bautista. No ayudan a los músicos, solo a miguelbosés, anabelenes y gente así.

Ya que estás metiéndote con instituciones sagradas, ¿qué opinas de la iglesia?
Jesús era de izquierdas, humilde. Fliparía si viera a las monjas. Una mujer no está para enclaustrarla. “Soy la mujer de Cristo”, te dice una señora de 90 años en el convento. Joder, tiene que tener los leotardos como filtros de café. Si Dios existe no creo que necesite mujeres, y menos una como tú, tía fea.

Una de tus letras preferidas es la de “El que quiera entender que entienda”. ¿Desfilarías el día del Orgullo Gay?
Me encantaría. Mucha gente piensa que soy gay por esa canción, y soy jodidamente heterosexual.

Pero sí que has tenido sexo con hombres.
No, he compartido mujeres con hombres, no me importa que haya otro tío. Pero entiendo a Bowie cuando dice que está hasta la polla de follarse a tías y que prefiere comérsela a Mick Jagger.

¿Te ha entrado algún fan varón?
Si, con respeto y sin él. Un chaval se me declaró por carta. Quedé con él, le dije que me halagaba pero que no era gay.

Para desconectar te escapas a balnearios. ¿Qué te gusta de esos sitios?
Es un lugar muy erótico con los chorritos y todo eso. Nunca he tenido sexo en un balneario, pero siempre que voy termino masturbándome. Allí voy a dedicarme un tiempo para mí.

¿Algún deseo para 2008?
Me gustaría ser Keith Richards, es un abuelo y sigue follándose a modelos sin darle importancia; u Ozzy, que se caga en los pantalones y hace un espectáculo de ello.

Los españoles gastaremos menos este año por las hipotecas. ¿A ti también te afectan esas cosas?
No me gusta la ostentación, sólo en la ropa. Vivo bien y tengo para un piso, aunque he derrochado: fiestas subido en la barra de un bar, abriendo champagne, cocaína por toda la mesa, lleno de putas. Caían 6,000 euros. Y no me arrepiento.

ÑAKO MARTINEZ.
Rolling Stone España. Enero 2008